Inicio > Especialidades médicas >

Perito Médico

Valoración de daño corporal

Valoración de daño corporal

El perito médico

Los especialistas en daño corporal, más conocidos popularmente como peritos médicos, son especialistas médicos que, por su formación universitaria, poseen unos conocimientos específicos, tanto en la diversas ramas de la Medicina como en las del Derecho, y son los encargados de evaluar y dictaminar sobre el estado de salud de personas  que hayan podido sufrir un daño de su integridad corporal o de su capacidad funcional, tanto psíquica como física.

Perito médico, baremo, incapacidad, secuelas o indemnizaciones son términos habituales en el mundo de la valoración del daño corporal.

Los peritos médicos son absolutamente necesarios en la sociedad actual, en la que cualquier menoscabo o lesión puede dar lugar a una indemnización, derecho o situación de reparación.

A pesar de que estos profesionales  siempre reciben presiones y pretenden ser atraídos a las órbitas de influencia, tanto de víctimas como de aseguradoras, administración pública o el posible agente que tenga que hacerse cargo de las indemnizaciones, deben mantenerse independientes y atender únicamente a la ciencia y a los principios deontológicos y morales de su profesión. Son médicos y actúan bajo juramento o promesa de decir la verdad.

Un proceso traumático o enfermedad puede dar lugar a un daño corporal. Al daño corporal definitivo y sin posibilidades razonables de curación se le llama secuela.

El especialista en valoración del daño corporal deberá determinar el tiempo de curación o de tratamiento y, si el proceso  finaliza con secuelas, evaluar qué consecuencias tendrán en la vida del  individuo. Por este motivo, el perito médico no podrá ser nunca el médico que haya efectuado el tratamiento al paciente, puesto que son dos puestos incompatibles. 

¿Cuándo interviene este profesional?

Son muchos los escenarios en donde se requiere la actuación de un perito médico en valoración del daño corporal. Estos son algunos ejemplos:

  • Procesos judiciales, tanto penales, como  civiles o sociales.
  • Situaciones administrativas en las que hay que  evaluar un grado de minusvalía o invalidez como Seguridad Social, servicios sociales, servicio militar y todos aquellos casos en los que hay que aplicar un baremo o sistema de medición de las capacidades del individuo.
  • Problemas relacionados con la asistencia sanitaria.
  • Víctimas de accidentes, ya sea de trafico como de cualquier otro tipo.
  • Pacientes que tienen  suscrita una póliza de seguros con una compañía que garantice una indemnización por posibles lesiones o enfermedades. Hay que recordar que prácticamente todos los seguros de automóvil cubren al ocupante y al conductor, tengan culpa o no en virtud de la póliza de ocupantes. Además, dicha indemnización es compatible con aquella de la que puedan ser merecedores como víctimas  del accidente.
  • Por lo tanto, son diversas las situaciones en la vida de una persona  en la que puede precisar de un dictamen o evaluación sobre su estado de salud. Algunas de ellas son las siguientes:
  • Las que se tenga que determinar la posible existencia de una Incapacidad en cualquiera de sus formas  dentro del ámbito laboral.
  • Las que se tenga que determinar el daño causado, las secuelas, los tiempos de  curación y resto de perjuicios que una persona ha sufrido  como consecuencia de un hecho concreto, como puede ser un accidente, una enfermedad, una agresión o cualquier otra circunstancia, para evaluar una posible indemnización o compensación económica.
  • Si hubiese que determinar la capacidad funcional de una persona para realizar una actividad concreta.
  • Aquellas enfermedades o accidentes en las que se genera una disminución del estado de salud y capacidad funcional.

En resumen, esta valoración se hace necesaria en cualquier caso en el que una persona, como consecuencia de un daño corporal, tenga derecho a una indemnización económica, reparación o a la concesión de una situación legal, como una incapacidad o dependencia.

Para su trabajo, el médico especialista  en valoración de daño corporal tendrá que realizar una primera visita para evaluar la situación y las posibles alternativas donde se ofrecerá el consejo profesional. Un segundo nivel de actuación comprende la práctica de pruebas diagnósticas que acrediten el daño corporal existente y la elaboración del oportuno informe pericial médico-legal de daño corporal.

Si finalmente fuese necesario, deberá acudir a los juzgados a defender su informe. Además, el médico trabajará a menudo en estrecha colaboración con el asesor legal de su cliente.

tuMédico.es está acreditado por: Acreditaciones de Páginas Web Sanitarias SEAFORMEC
Enisa

diseño: dommia

Aceptar

Aceptar
Cargando...

Recuerda que deberás utilizar la misma dirección de correo electrónico durante el proceso de registro en tuMédico.es y la App SocialDiabetes.

Para más información haz click aquí:

Llámanos al 930 188 000 /

O escríbenos a info@tumedico.es