Inicio > Artículos > Embarazo y bebés > ¿A qué se debe el dolor de estómago durante el embarazo?

¿A qué se debe el dolor de estómago durante el embarazo?

¿A qué se debe el dolor de estómago durante el embarazo?

Dolor abdominal durante el embarazo

Los ginecólogos consideran que, junto a la hinchazón de los pechos, el cansancio, la somnolencia, la acidez, y los mareos, los calambres y dolores abdominales son solo algunas molestias del embarazo que se producen simplemente debido a los cambios normales que experimenta el organismo para albergar el desarrollo de un futuro bebé El futuro bebé reclama su espacio dentro del cuerpo de su madre y obliga a los órganos de la zona a adaptarse. Este dolor abdominal puede durar varios días, aparecer y desaparecer de forma espontánea o cambiar de localización con frecuencia.

Sin embargo, existen posibilidades de que estas molestias en el estómago adviertan de complicaciones serias en lo que respecta al curso del embarazo. ¿Cuándo deberíamos preocuparnos de sufrir dolor abdominal? ¿Es peligroso que esas dolencias se extiendan a los ovarios? ¿Debería llamar al médico si ese dolor abdominal o de ovarios viene acompañado de ligeras pérdidas de sangre, escalofríos, vómitos o molestias al orinar? Estas son algunas de las dudas que a menudo asaltan a las mujeres que se encuentran en algún momento de gestación.

Control del embarazo Controla tu salud y la de tu bebé desde el primer día. Pide una visita y soluciona todas tus dudas con uno de nuestros obstetras, expertos en embarazo y salud femenina.
tuMédico.es desde59€

Ante tales preguntas, los ginecólogos y especialistas en embarazo recomiendan mantener la calma y recuerdan a las mujeres los peligros de diagnosticarse. Insisten en que, cuando haya dudas, la mejor opción es llamar de inmediato al médico para que él identifique la causa y nos recomiende unas pautas a seguir. 

Dolor bajo vientre durante el embarazo

Aunque suele ser más frecuente durante el primer y el tercer trimestre del embarazo, el dolor abdominal puede aparecer en cualquier momento, independientemente del trimestre en el que te encuentres. Puede ser momentáneo o durar varios días. Puede aparecer y desaparecer espontáneamente. Y también es propicio a cambiar su localización con frecuencia. La única característica que tienen en común todos los dolores abdominales que no representan gravedad alguna es su intensidad, que irá de leve a moderada.

Por lo general, estas incomodidades se alivian al descansar o cambiar de posición. Los ginecólogos desaconsejan la inmovilización total en cama, pues puede perjudicar a la futura madre y al feto, ya que no solo provoca que la mujer se sienta más pesada y menos ágil, el sistema inmunitario se debilita y mentalmente estará “en baja forma”. En todo caso, la mujer embarazada podría mantener un reposo relativo para aliviar el dolor abdominal:

  • Sentarse relajadamente con las piernas elevadas.
  • Doblarse delicadamente hacia el lado en el que se sienta dolor.
  • Evitar cambiar rápidamente de posición, en especial cuando gires bruscamente de la cintura. Tantos lo movimientos bruscos como el hecho de coger peso o arrastrar bultos pesados puede acentuar el dolor.
  • Tomar abundantes líquidos. La deshidratación puede causar contracciones de Braxton Hicks.
  • Tomar una ducha no muy caliente o colocar la manta eléctrica a una temperatura moderada en el sitio en el que se sienten las molestias.
  • Caminar y hacer algunas tareas domésticas livianas puede aliviar los dolores producidos por gases.
  • Tratar de controlar la cantidad de aire que tragas. Para ello, es recomendable comer varias comidas pequeñas durante el día en lugar de comer pocas comidas abundantes. Y comer sin prisas masticando adecuadamente los alimentos y sin hablar mientras se come. Los refrescos y bebidas gaseosas, al igual que los alimentos grasos y fritos, pueden empeorar el dolor abdominal. 
Control del embarazo Controla tu salud y la de tu bebé desde el primer día. Pide una visita y soluciona todas tus dudas con uno de nuestros obstetras, expertos en embarazo y salud femenina.
tuMédico.es desde59€

¿Cuáles son las causas de este dolor abdominal?

  • Dolor en los ligamentos redondos. Es generalmente un dolor corto, fuerte y punzante o un dolor continuo y sordo que puedes sentir en uno o ambos lados del bajo vientre o en la parte inferior de la ingle. Por lo general este dolor comienza en el segundo trimestre. Sucede cuando los ligamentos que sostienen el útero en la pelvis se estiran y engrosan para contener y sostener su tamaño cada vez mayor. Es posible que sientas una punzada corta si cambias de posición repentinamente, por ejemplo, cuando sales de la cama o te levantas de una silla, cuando toses, cuando te das vuelta en la cama o sales de la bañera.
  • Ligamentos del útero. En algunos de los casos, estos dolores de bajo vientre, vienen producidas por tirones en los ligamentos del útero, es el resultado del crecimiento del mismo. Estas molestias pueden notarse en cualquier momento del embarazo, aunque son muy típicas del primer trimestre. Este dolor es muy similar al típico “dolor de regla”, que va asociado a la menstruación. Los dolores, en este caso, suelen situarse en la mitad baja del abdomen, casi en la pelvis e incluso en las ingles.
  • Gases e hinchazón. El dolor en el bajo vientre también puede ser debido a molestias intestinales, por la mayor lentitud de la digestión durante el embarazo. En este caso, se favorecen dolores tipo flato o gas retenido. Pueden aparecer en cualquier punto del abdomen.
  • Estreñimiento. El estreñimiento es otra causa común de molestias abdominales durante el embarazo. Las causantes del estreñimiento son ciertas hormonas que hacen más lento el paso de la comida a través del sistema digestivo, y el útero en crecimiento que ejerce presión sobre el recto.
  • Contracciones de Braxton-Hicks. Cuando nos encontramos en el quinto o sexto mes de embarazo, las molestias abdominales pueden ser provocadas por contracciones. Normalmente las contracciones se distinguen bien de otro tipo de dolores por sus características, pero en algunos embarazos de primerizas se pueden confundir. En general es normal tener contracciones si no son fuertes. A veces, después de la mitad del embarazo, puede que comiences a notar alguna contracción ocasional en el útero. Antes de la semana 37, estas contracciones deberían ser poco frecuentes, irregulares y principalmente sin dolor.
  • Huesos Pélvicos. En casos raros, un dolor pélvico, producido por los huesos de la pelvis, puede ser un poco alto y confundirse con un dolor abdominal.
  • Cirugías previas de abdomen. Si te han realizado alguna cirugía de abdomen, especialmente de las trompas o de los ovarios, es posible que tengas dolor debido al estiramiento de las adherencias, que son bandas de tejido cicatrizal  que se forman después de una cirugía y que se adhieren a otras estructuras  como a las paredes del abdomen. El aumento constante del útero puede estirar estas bandas y hasta romperlas. El dolor puede ser intenso.
Control del embarazo Controla tu salud y la de tu bebé desde el primer día. Pide una visita y soluciona todas tus dudas con uno de nuestros obstetras, expertos en embarazo y salud femenina.
tuMédico.es desde59€

¿Cuándo alarmarnos ante un dolor abdominal durante el embarazo?

Existe una serie de avisos que debemos conocer para poder estar alerta en casos de que el dolor abdominal no sea inofensivo, sino síntoma de algo más grave. Así, por ejemplo, el dolor que aparece súbitamente, que es persistente y que está asociado con otros problemas como náusea, vómito, sangrado vaginal o contracciones, sugiere que el dolor no se debe a los cambios normales del embarazo, sino a otro problema. Lo mismo ocurre cuando este dolor en el bajo vientre viene acompañado de ligeras pérdidas de sangre, hemorragia intensa, fiebre, escalofríos, flujo vaginal, desmayos, molestias al orinar o náuseas o vómitos.

También puede ser síntoma de una complicación sentir contracciones de Braxton-Hicks acompañadas de dolor en la parte inferior de la espalda. Con respecto a las contracciones, los médicos advierten que si se sienten más de cuatro contracciones por hora, incluso si no son dolorosas, si se producen a intervalos regulares o si tienes algún otro síntoma de parto prematuro, lo más aconsejable es acudir al centro sanitario más cercano.

Por lo tanto, nunca debes ignorar un dolor abdominal muy fuerte o persistente. La mejor solución para descartar complicaciones es buscar el consejo de un especialista.



Control del embarazo
Control del embarazo

Controla tu salud y la de tu bebé desde el primer día. Pide una visita y soluciona todas tus dudas con uno de nuestros obstetras, expertos en embarazo y salud femenina.

Precio tuMédico.es desde: 59€
Más info
tuMédico.es está acreditado por: Acreditaciones de Páginas Web Sanitarias SEAFORMEC Confianza Online
Enisa

diseño: dommia

Aceptar

Aceptar
Cargando...

Recuerda que deberás utilizar la misma dirección de correo electrónico durante el proceso de registro en tuMédico.es y la App SocialDiabetes.

Para más información haz click aquí:

Llámanos al 930 188 000 /

O escríbenos a info@tumedico.es