☎️ 931 226 223 | 👥 Atención Cliente | ✅ Resultados | COVID-19Sexo Fetal Análisis Genética

Elige tu provincia
Elige tu población
Inicio > Artículos > Enfermedades > Artrosis: qué es, síntomas, diagnóstico y tratamiento
Revista médica Tumedico.es (ISSN: 2696-8894)

Artrosis: qué es, síntomas, diagnóstico y tratamiento

Artrosis: qué es, síntomas, diagnóstico y tratamiento
Compartir:

Publicado el: 30/05/2022

La artrosis es una enfermedad de tipo reumático que afecta a muchas personas en todo el mundo. Pese a que esta dolencia se asocia a menudo al desgaste del cuerpo por la edad, lo cierto es que cada vez hay más diagnósticos de pacientes jóvenes que tendrán que lidiar con este problema toda la vida, pues se trata de una afección crónica.

Si se siguen los consejos médicos y se realizan cambios en el estilo de vida, la artrosis puede tardar en evolucionar. Por tanto, es interesante que las personas que pueden estar afectadas se aseguren de tener un diagnóstico lo más prematuro posible y empecen a tomar medidas para frenar su avance. 

A continuación, ahondamos en qué es la artrosis, los síntomas, el diagnóstico y el tratamiento más adecuado para esta enfermedad.   

Qué es la artrosis

La artrosis pertenece a las patologías de tipo reumático y puede aparecer a cualquier edad. Sucede cuando los cartílagos articulares tienen un desgaste mayor, así como los huesos y tejidos de estas partes del cuerpo.

El problema focalizado en las articulaciones se traduce en inflamación, en dolores o en rigidez que puede limitar la movilidad de los pacientes. Se trata de un problema crónico que puede evolucionar con mayor lentitud si se mejora la condición física, se realizan determinados ejercicios y se mantiene una buena dieta.

La artrosis tiene una mayor incidencia en las mujeres a partir de los 55 años, aunque hay pacientes de todas las edades y géneros. Cuanto antes se detecte más fácil será adoptar un tratamiento acorde con las necesidades de cada paciente.

Síntomas de la artrosis

Dado que efectuar un diagnóstico a tiempo puede ser importante para retrasar el avance de la enfermedad, conviene conocer los síntomas para acudir al especialista médico en caso de que aparezcan. Los principales síntomas de la artrosis son los siguientes: 

  • Dolor en todas o algunas articulaciones.
  • Sonidos al usar las articulaciones debido al roce de los huesos.
  • Molestias en reposo cuando la enfermedad está un poco avanzada.
  • Deformación de algunos huesos por el roce y el desgaste.
  • Molestias al efectuar actividades cotidianas como subir escaleras.
  • Rigidez de músculos, especialmente al levantarse.
  • Molestias al iniciar la actividad física después de un periodo de reposo.
  • Hinchazón en las zonas afectadas.

Diagnóstico de la artrosis 

El diagnóstico de la artrosis debe llevarlo a cabo un médico especialista mediante pruebas específicas y reconocimiento del paciente. Se trata de una enfermedad que no es hereditaria, pero sí tiene determinados factores genéticos, es decir, las personas con antecedentes familiares de enfermedades reumáticas tendrán más probabilidades de padecerla a lo largo de la vida.

Los factores de riesgo 

Hay algunos factores de riesgo que predisponen a determinadas personas a padecerlo y son los siguientes:

  • La edad es un factor importante, ya que con el uso de las articulaciones estas se pueden desgastar.
  • Las mujeres son más propensas a padecer esta enfermedad.
  • El sobrepeso es un riesgo porque puede sobrecargar las articulaciones y desgastarlas con mayor rapidez.
  • Los antecedentes familiares advierten de una predisposición a las enfermedades reumáticas.
  • Los deportes de mucho rendimiento o en los que las articulaciones se puedan ver afectadas, forzadas o lesionadas.
  • La menopausia cambia el equilibrio hormonal y puede favorecer el avance o la aparición de la enfermedad.

Tratamientos para la artrosis

En la actualidad hay diferentes tipos de tratamientos para mejorar la calidad de vida de los pacientes con artrosis. Son los siguientes:

  • El tratamiento no farmacológico: la fisioterapia, los estiramientos, ejercicios suaves.
  • El tratamiento farmacológico: los antiinflamatorios y calmantes que recetará el médico según el estado del paciente en cada momento. Estos pueden ir desde el paracetamol en casos leves hasta fármacos más agresivos como la codeína cuando el estado es avanzado.
  • El ácido hialurónico y los factores de crecimiento plaquetario intra-articulares para los pacientes de artrosis refractaria junto con los tratamientos farmacológicos.

¿Qué hacer si tengo artrosis?

Cuando una persona tiene artrosis, será informada por los profesionales sanitarios del estado de su enfermedad y los tratamientos más adecuados para su caso. Además de esto, hay determinados consejos para mejorar su situación que son los siguientes:

  • Una dieta saludable. Tener una dieta saludable es crucial para proporcionar a los tejidos los nutrientes necesarios, tener un sistema inmune fuerte y mejorar la calidad de los huesos.
  • Control del peso. Además, controlar el sobrepeso es vital para que las articulaciones sufran menos descaste.
  • Fisioterapia o técnicas manuales. Estos profesionales pueden mejorar considerablemente la calidad de vida relajando los músculos y ofreciendo educación postural.
  • Pilates y yoga. Los ejercicios suaves y centrados en el estiramiento o la mejora de la postura pueden ser muy útiles para disminuir las dolencias y mejorar el estado del cuerpo en general.
  • Otro tipo de deportes. A la contra, se deben evitar los deportes de gran esfuerzo y que comprometan el desgaste de las articulaciones como el ciclismo o la escalada.
  • Calor y frío. Poner focos de calor o de frío en las zonas inflamadas puede ayudar a rebajar el dolor en los momentos más molestos de la enfermedad.
  • El reposo en la medida adecuada. Cuando las articulaciones están afectadas es importante guardar reposo para que mejore la situación, sin embargo, no es aconsejable adoptar una vida completamente sedentaria y será positivo tener actividad física sencilla como salir a pasear.
  • Supervisión médica. Ir al especialista de forma regular y seguir las pautas marcadas será fundamental para una buena evolución de la artrosis.

Para notar una mejora significativa y tener tratamientos especializados es vital contar con el apoyo profesional cualificado. En TuMédico obtendrás un servicio completo desde el diagnóstico hasta el tratamiento definitivo por parte de expertos reumatólogos cualificados para una atención personalizada ante este tipo de patologías.

Los médicos son los profesionales adecuados para pautar la medicación necesaria y también para asesorar en temas nutricionales o de hábitos de vida. En ocasiones también pueden aconsejar la visita a otro tipo de especialistas o recetar suplementos de vitaminas indicados para mejorar el estado del cuerpo, de los músculos, los cartílagos y los huesos, elementos importantes para los pacientes de artrosis.

  • Ayuda
  • Atención al cliente
  • Mi cuenta
  • Aviso legal
  • Condiciones de uso
  • Política de privacidad
  • Política de cookies
  • Suscríbete a nuestra newsletter
tuMédico.es está acreditado por: Acreditaciones de Páginas Web Sanitarias SEAFORMEC
Enisa

Aceptar

Aceptar
Cargando...

Recuerda que deberás utilizar la misma dirección de correo electrónico durante el proceso de registro en tuMédico.es y la App SocialDiabetes.

Para más información haz click aquí:

Llámanos al 931 226 223 /

O escríbenos a [email protected]