Inicio > Especialidades médicas >

Oncólogo por sólo 38 €

Oncología

Diagnóstico y tratamiento del cáncer

La Oncología es la especialidad dedicada al diagnóstico y tratamiento del cáncer, es decir todas aquellas enfermedades en las que se produce un desarrollo de células anormales que crecen y se dividen sin control en nuestro organismo y destruyen a las normales en su avance.

El oncólogo atiende al enfermo de cáncer desde el diagnóstico y durante todo el tratamiento, realiza el seguimiento del paciente tras su curación o se encarga de los cuidados paliativos en estados terminales de la enfermedad. También participa en el apoyo psicológico al paciente y a sus familiares y se ocupa de los efectos derivados del tratamiento. Dentro de la especialidad, el denominado oncólogo médico se encarga de la administración de quimioterapia e inmunoterapia.

El cáncer es la principal causa de muerte en España aunque, afortunadamente, la mortalidad ha descendido en los últimos años. Se sabe que el tabaquismo, la falta de ejercicio y la obesidad están detrás de la mitad de los tumores. Además, el aumento de la esperanza de vida ha provocado un crecimiento de la incidencia en la población, ya que con la edad se multiplica la probabilidad de padecer la enfermedad. El factor hereditario se traduce también en un riesgo mayor.

El proceso de la enfermedad, desde que se producen las primeras mutaciones celulares, puede durar décadas, si bien en la infancia su desarrollo es mucho más rápido debido a la velocidad con la que se multiplican las células en esta etapa.  Ni en los primeros cambios celulares, ni en la etapa posterior en la que ya existe una lesión cancerosa en el tejido en el que se ha originado, se producen síntomas. Sin embargo, en determinados tipos de cáncer como el de mama o el de colon, existen pruebas que permiten detectarlos a tiempo.

La evolución de la enfermedad implica la expansión de las células tumorales a órganos y tejidos próximos a la localización inicial (invasión local) y, en una fase más avanzada, denominada metástasis, la aparición de tumores en cualquier parte del organismo.  En general, se considera un cáncer avanzado cuando se ha extendido a otro órgano.

Los tipos de cáncer se definen en función del órgano –hígado, pulmón, estómago, etc. –, o los tejidos –carcinomas, sarcomas, leucemias y linfomas– donde se originan. Los oncólogos emplean una  clasificación común de la enfermedad que distingue 4 estadios –desde un tumor pequeño a metástasis–, según el tamaño y su grado de extensión

¿Qué pruebas se realizan para detectar un tumor?

El cáncer no avisa y los primeros síntomas son muy diversos en función del tipo de tumor. La aparición de un bulto, sensación de debilitamiento general y astenia, fiebre sin causa aparente, anemia, cambios en el ritmo intestinal, etc., pueden ser algunas de sus manifestaciones, que se presentan en ocasiones cuando la enfermedad está en una fase ya avanzada.

Ante cualquier síntoma general que nos indique que algo no va bien en nuestro cuerpo, lo más aconsejable es acudir al médico cuanto antes. El profesional realizará un completo historial clínico y, si tiene la sospecha de que los síntomas pueden estar relacionados con la presencia de un tumor, solicitar las pruebas necesarias para su diagnóstico. Estas pruebas pueden ser:

Analíticas:

- De sangre y de orina. El análisis de sangre permite medir los marcadores tumorales.

- Del líquido pleural.

- De heces.

- Del líquido cefalorraquídeo.

Pruebas de imagen:

- Radiografía/Mamografía.

- Ecografía.

- Radiografía de contraste.

- Escáner.

- Resonancia Magnética Nuclear.

- Gammagrafía.

- Endoscopia.

- Colonoscopia.

- Broncoscopia.

- Tomografías SPEC/PET.

Análisis microscópico de muestra de células o de tejido:

- Citología.

- Biopsia.

 

¿Qué tratamientos existen?

El tratamiento de la enfermedad combina diferentes terapias en las que se diseña un plan adecuado para cada paciente y la comunidad médica ha fijado unos protocolos comunes en función del tipo de tumor, su tamaño o la edad del paciente, entre otros.

- Cirugía. Indicada en el caso de tumores que no se han extendido a otros órganos y como terapia de prevención para extirpar lesiones que en el futuro podrían ser cancerosas. En ocasiones, se recurre a la cirugía para obtener una muestra de tejido y analizarla con el fin de descartar o confirmar la enfermedad o para conocer la fase de la enfermedad.

- Quimioterapia. Tratamiento farmacológico para destruir las células tumorales. Se administra por vía oral o intravenosa en ciclos en los que se establecen períodos de descanso. La duración depende del tipo de cáncer y la respuesta del organismo.

- Radioterapia. Tratamiento personalizado que puede administrarse también en combinación con quimioterapia o acompañado de cirugía. Se planifica el número de sesiones necesarias y se administran las radiaciones con una frecuencia de 5 veces por semana. En el caso de la radioterapia interna, el material radioactivo se implanta en el organismo muy próximo al tumor y se extrae una vez finaliza el tratamiento. 

tuMédico.es está acreditado por: Acreditaciones de Páginas Web Sanitarias SEAFORMEC Confianza Online
Enisa

diseño: dommia

Aceptar

Aceptar
Cargando...

Recuerda que deberás utilizar la misma dirección de correo electrónico durante el proceso de registro en tuMédico.es y la App SocialDiabetes.

Para más información haz click aquí:

Llámanos al 930 188 000 /

O escríbenos a info@tumedico.es