Inicio > Artículos > Sistema reproductor masculino > ¿Cuándo realizar un Análisis Hibridación fluorescente in situ (FISH)?

¿Cuándo realizar un Análisis Hibridación fluorescente in situ (FISH)?

¿Cuándo realizar un Análisis Hibridación fluorescente in situ (FISH)?
¿Cuándo realizar un Análisis Hibridación fluorescente in situ (FISH)?

En la actualidad, alrededor de 800.000 parejas españolas sufren problemas de infertilidad. Y las causas pueden residir tanto en la mujer (30%) como en el hombre (30%) o en ambos. Fumar, beber alcohol, ingerir alimentos poco saludables, utilizar prendas ajustadas o incluso utilizar el teléfono móvil de forma prolongada puede provocar que la calidad, la cantidad y el movimiento del esperma se reduzcan a niveles ínfimos.

Esto redundará negativamente en la probabilidad de causar un embarazo o que el mismo llegue a buen término sin riesgos de tener embriones con alteraciones cromosómicas y consiguientemente con menor capacidad implantatoria, mayor riesgo de abortos y  posibilidad de nacidos vivos con cariotipos alterados.

Si eres hombre, ¡no esperes más tiempo para saber si eres estéril o si tu esperma se ha visto afectado negativamente por tu estilo de vida o factores congénitos! Una simple visita a un médico especializado en medicina reproductiva es suficiente para averiguar qué causas están provocando la situación y cómo tratarlo. Es necesario someterse a un análisis de esperma, test también conocido como prueba  de  fertilidad  masculina.

¿Qué características tienen los espermatozoides de un hombre fértil?

Para estudiar la capacidad de fertilizante del espermatozoide se tienen en cuenta muchos factores. No solo cuenta el número, sino también la capacidad de avance de estos y los nutrientes que flotan en el semen.

  • Cantidad y calidad: El semen debe tener nutrientes apropiados para alimentar a los espermatozoides que flotan en él y estos deben moverse y contar con una morfología normal

  • Volumen de eyaculado: de 1,5 a 5 ml.

  • Número de espermatozoides: Más de 20 millones por mililitro.

  • Morfología: al menos el 35% debe tener un aspecto ser normal.

  • Movimiento: Debe ser mayor del 60%.

  • Capacidad de avance: Como mínimo +2, en una escala del 1 al 4.

  • Glóbulos blancos: menos de 1 millón por mililitro de semen.

Resumidamente, un resultado idóneo para concebir es tener más de 39 millones de espermatozoides en el eyaculado con al menos 32% de espermatozoides con movimiento progresivo y al menos un 4% de formas normales. Cuando se tienen cantidades menores la probabilidad de embarazo desciende considerablemente.

¿Se puede prevenir la infertilidad masculina?

Pese a que infertilidad masculina causada por problemas genéticos o enfermedades no se puede prevenir, hay acciones que los hombres pueden incorporar a su estilo de vida para disminuir la posibilidad de infertilidad. Estas incluyen:

  • Evitar las enfermedades de transmisión sexual

  • Evitar las drogas ilícitas

  • Evitar la radiación cuando sea posible

  • Evitar la exposición a sustancias tóxicas

  • Evitar el uso excesivo o frecuente de alcohol

  • Llevar a cabo buenas prácticas de higiene personal y de salud

  • Evitar largos baños calientes, baños calientes o saunas

  • Usar ropa interior holgada

¿Cómo saber si eres estéril?

La esterilidad masculina se define como la incapacidad involuntaria para que un embarazo llegue a producirse. No es lo mismo que infertilidad, un concepto que se define como la imposibilidad para finalizar la gestación con el nacimiento de un niño sano. Esta infertilidad puede ser causada por: 

  • Defectos congénitos

  • Tratamientos para el cáncer, incluso quimioterapia y radiación

  • Exposición a mucho calor durante períodos prolongados

  • Consumo compulsivo de alcohol, de marihuana o de cocaína

  • Desequilibrio hormonal

  • Impotencia

  • Infección

  • Consumo de ciertas medicinas, como cimetidina, espironolactona y nitrofurantoina

  • Obesidad

  • Edad avanzada

  • Eyaculación retrógrada

  • Cicatrización a raíz de enfermedades de transmisión sexual, lesión o cirugía

  • Tabaquismo

  • Toxinas en el medioambiente

  • Vasectomía o falla de la vasovasostomía

Estos factores pueden generar una disminución de la cantidad de espermatozoides, un bloqueo que en los conductos que impide que los espermatozoides sean liberados, patologías en la próstata, alteraciones en la eyaculación o erección, o defectos en los espermatozoides.

Por su parte, la esterilidad en el hombre pueden deberse a causas congénitas, es decir, que el hombre nazca con ella (trastornos anatómicos u hormonales, malformaciones de los órganos sexuales masculinos, etc) o la adquiera debido a la exposición a agentes perjudiciales (consumo y exposición a drogas, infecciones genitales, fármacos, radiaciones o contaminantes ambientales, etc).

El test básico para emitir un diagnóstico de esterilidad es el espermiograma, un análisis del semen en el que se estudia el número de espermatozoides, su movilidad, su forma, sus características físicas, la presencia de infecciones o anticuerpos contra los espermatozoides. Sin embargo, su valor es relativo y los expertos siempre insisten en repetirlo debido a que las características del eyaculado varían notablemente. De hecho, se niegan a comenzar un tratamiento de esterilidad basándose únicamente en el espermiograma, pues puede resultar ineficaz. 

¿Qué pruebas se llevan a cabo para estudiar la fertilidad del hombre?

El 30% de las causas de la infertilidad se deben a factores masculinos: alteraciones en el ámbito testicular, obstrucción de conductos, patologías en la próstata, alteraciones en la eyaculación o erección y alteraciones en el semen.

Los exámenes en los hombres pueden incluir:  

  • Examen físico del pene, los testículos y la próstata.

  • Análisis de semen para determinar la calidad, cantidad e integridad del ADN espermático.

  • Ecografía de los genitales masculinos (algunas veces se hace).

  • Exámenes de sangre para verificar que no haya infección ni problemas hormonales.

  • Biopsia testicular (rara vez se hace).

Limitar el estudio de fertilidad masculina al seminograma o espermiograma permite obtener tan sólo una visión parcial de la calidad seminal. Estos exámenes no dan información sobre la integridad del ADN espermático o la dotación cromosómica de los espermatozoides. Para ello está la técnica FISH (Hibridación in situ fluorescente), cuyo objetivo es determinar los niveles de espermatozoides con dotación cromosómicas anómalas y valorar si superan o no los límites de normalidad. 

¿Cuándo realizar un FISH y en qué consiste la prueba?

Los médicos recomiendan realizar un Análisis Hibridación fluorescente in situ (FISH) en varones con antecedentes médicos de cirugías para corregir malformaciones de los genitales o cuando existen dificultades en la relación sexual; pero también en parejas con abortos de repetición o fallos de implantación, sobre todo cuando, tras un período de relaciones sexuales sin protección anticonceptiva, no se produzca el embarazo. Este periodo dependerá de la edad de la pareja femenina:

  • Alrededor de un año si la pareja femenina es menor de 35 años.

  • A los seis meses si tiene entre 35 y 40

  • Apenas se decidan a tener descendencia cuando su edad sobrepase los 40.

Esta técnica usa segmentos de una única hebra de ADN (sondas). Este ADN es desnaturalizado para separar la doble hélice y luego, mediante unas sondas fluorescentes que se unen al determinado cromosoma  para las que se han diseñado, podemos conocer el número de éstos en cada uno de los espermatozoides del eyaculado. De hecho, es esta fluorescencia la que permite la visualización de los cromosomas y la distinción y el estudio de sus posibles anomalías. Habitualmente se analizan 5 cromosomas: los cromosomas sexuales (X e Y) y los cromosomas 13, 18 y 21. Este estudio se puede ampliar a otros cromosomas si la historia clínica así lo recomienda.

En caso de descubrir anomalías en los espermatozoides y tras revisar la historia clínica de la pareja, el especialista recomendará la realización de un diagnóstico genético preimplantacional (DGP) para seleccionar los embriones con un número correcto de cromosomas que den lugar a un embarazo evolutivo y finalmente un niño nacido sano.

FISH en espermatozoides de 5 cromosomas
FISH en espermatozoides de 5 cromosomas

Esta prueba "FISH espermatozoides” permite analizar los cromosomas X, Y, 13, 18 y 21 y determinar si existe alguna anomalía remarcable en el esperma.

Precio tuMédico.es desde: 229€
  • tuMédico.es desde229€
Más info
tuMédico.es está acreditado por: Acreditaciones de Páginas Web Sanitarias SEAFORMEC
Enisa

diseño: dommia

Aceptar

Aceptar
Cargando...

Recuerda que deberás utilizar la misma dirección de correo electrónico durante el proceso de registro en tuMédico.es y la App SocialDiabetes.

Para más información haz click aquí:

Llámanos al 900 525 907 /

O escríbenos a clientes@tumedico.es