Inicio > Artículos > Bienestar y prevención > Las enfermedades venéreas más comunes en España

Las enfermedades venéreas más comunes en España

Las enfermedades venéreas más comunes en España
Las enfermedades venéreas más comunes en España

Las enfermedades venéreas más comunes en España son el herpes genital, el VIH (SIDA), la candidiasis genital, el virus del papiloma humano, la hepatitis B, la gonorrea, la clamidia, la sífilis y las ladillas.

La temporada de verano suele ir acompañada de celebraciones, festividades y vacaciones. Estos contextos más relajados favorecen el aumento de contactos sexuales de riesgo, por lo que la amenaza de contraer una enfermedad de transmisión sexual (ETS) también es mayor.

Síntomas como ardor al orinar, picor vaginal, llagas en la zona genital, verrugas genitales o incomodidad durante las relaciones sexuales son algunos indicios que nos deben hacer sospechar sobre la posibilidad de haber contraído una enfermedad de transmisión sexual (ETS).

En estos casos, es fundamental realizarse un análisis completo de enfermedades de transmisión sexual.

Analítica completa ETS

Aunque hay colectivos más sensibles al contagio de una ETS (personas que trabajan en prostitución, personas que utilizan material médico sin esterilizar o personas que se hacen piercings o tatuajes sin las condiciones higiénicas oportunas), hay otros factores de riesgo a tener en cuenta:

  • Todas las personas sexualmente activas y/o con varias parejas sexuales tienen riesgo de contraer una ETS, por lo que es imprescindible tomar las medidas de protección adecuadas en cada contacto sexual. Es importante recordar que, aunque sepamos con quien mantenemos relaciones sexuales, no sabemos con que otras personas ha podido estar nuestra pareja anteriormente.
  • No usar protección o usar métodos inadecuados también incrementa las posibilidades de contagio. Es imprescindible que las parejas usen preservativo, ya que métodos como los anticonceptivos sólo evitan la consecución de un embarazo y no protegen frente a las ETS.
  • Los dermatólogos también hacen hincapié en el riesgo que supone la depilación genital completa, ya que deja la zona íntima sin la protección natural del vello púbico.

A continuación te explicamos cuáles son algunas de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más comunes.

Herpes genital

El herpes genital es una ETS causada por el virus herpes. Si afecta a la zona cercana a la boca, será un virus herpes de tipo 1. Si afecta a la zona genital, será un virus herpes de tipo 2. En el caso del herpes genital, la sintomatología habitual es malestar, fiebre, picazón, pequeñas ampollas en los labios de la vagina, en el pene, alrededor del ano, en los glúteos o en los muslos. Igual que en el caso de la clamidia, los síntomas visibles suelen aparecer semanas después del contagio. Para saber si estamos infectados por el virus, es importante hacerse una analítica de herpes. El herpes genital puede ser especialmente delicado durante el parto, ya que si hay un brote activo, el virus puede afectar también al recién nacido.

Prueba Herpes

VIH (SIDA)

El VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) es un virus que ataca al sistema inmunitario de las personas, debilitándolo y comprometiendo su función de proteger el cuerpo frente los agentes externos. El SIDA (Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida) es el último estadio de la enfermedad. Algunos de los síntomas del VIH son fiebre, inflamación de los ganglios linfáticos, cuadros digestivos o pérdida de peso. Igual que en las otras ETS, la sintomatología del VIH puede tardar mucho tiempo en aparecer y es fácilmente confundible con otras dolencias más comunes. Lamentablemente, el VIH no tiene cura, por lo que es esencial hacerse chequeos rutinarios (Test VIH) en caso de pertenecer a uno de los colectivos sensibles o haber tenido una relación sexual de riesgo.

Prueba SIDA / VIH

Candidiasis genital

La candidiasis vaginal es una infección causada por el hongo Candida Albicans. En la vagina conviven de forma natural distintos microorganismos, sin embargo, la toma de antibióticos o un embarazo pueden desequilibrar esta flora vaginal. Algunos de los síntomas de la candidiasis son el enrojecimiento de los labios de la vagina, ardor en la zona íntima, flujo vaginal anormal o molestias al orinar. Para evitarlo, es importante limpiar y secar bien la zona, así como usar ropa interior de algodón. En el caso de los hombres, también pueden desarrollar candidiasis, cuyos síntomas serán sarpullidos y picor en el pene.

Virus del papiloma humano

El virus del papiloma humano o VPH es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) producida por varios tipos de virus. Algunos de ellos pueden producir infecciones genitales que, en la mayoría de casos, son asintomáticas. Muchas personas pueden ser portadoras del VPH sin saberlo. El problema se centra en los virus del papiloma humano de alto riesgo, que pueden causar cambios celulares que pueden derivar en cánceres genitales como el cáncer de cuello de útero.

Hepatitis B

La hepatitis B es una ETS producida por el virus de la hepatitis B (VHB) que produce inflamación del hígado. Su contagio se produce a través del contacto directo de fluidos corporales (sangre, semen, saliva, orina). Los síntomas suelen aparecer meses después de la infección y se caracteriza por fatiga, dolores musculares, náuseas, vómitos y color amarillento de la piel. No obstante, en muchos casos la enfermedad es asintomática. Esto puede favorecer que alguien sea portador de la enfermedad sin saberlo y contagie a otras personas involuntariamente.

En conclusión, es imprescindible realizarse un análisis completo de enfermedades de transmisión sexual (ETS) si se mantienen relaciones sexuales de riesgo. Aunque la mayoría de las ETS son reversibles, su detección precoz es vital para evitar posibles secuelas.

Gonorrea

La gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual ocasionada por la bacteria gonococo y que afecta a las mucosas del aparato genital y urinario. Algunas de las molestias derivadas de la gonorrea son dolor y ardor al orinar, dolor de garganta, relaciones sexuales dolorosas, secreciones genitales o testículos sensibles. En el caso de las mujeres, la gonorrea puede llegar a comprometer su fertilidad como consecuencia de una afectación al correcto funcionamiento de las trompas de Falopio.

Clamidia

La clamidia es una de las enfermedades de transmisión sexual más habituales entre la población joven. La clamidia puede transmitirse a través de relaciones sexuales vaginales, anales u orales. Los síntomas de la clamidia son ardor al orinar, secreción del pene y testículos sensibles (en el caso de los hombres) y dolor abdominal, flujo anormal y sangrado entre periodos (en el caso de las mujeres). Sin embargo, los síntomas de la clamidia suelen aparecer varios días después del contacto sexual, por lo que es muy importante acudir a un especialista inmediatamente después de la relación sexual de riesgo aunque no existan indicios de contagio. Si bien un tratamiento correcto puede curar la enfermedad, no detectar a tiempo la clamidia puede conllevar problemas graves en el aparato reproductor.

Sífilis

La sífilis es una ETS causada por la bacteria Treponema Pallidum. Se contagia a través del contacto sexual, aunque no exista penetración o intercambio de fluidos. La sintomatología de esta enfermedad se divide en tres fases. En la primera etapa suelen aparecer llagas en la zona genital o dentro del ano que se denominan chancros. En la segunda etapa los síntomas son más intermitentes y se caracterizan por erupciones corporales (principalmente en las palmas de las manos y de los pies), malestar, fatiga, pérdida de cabello, dolor en la garganta, fiebre y pérdida de peso. En la tercera y última fase, si la sífilis no ha sido tratada correctamente, puede producir afectaciones graves en el sistema nervioso y en el sistema cardiovascular, incluso puede causar la muerte. Desde el contagio hasta la tercera fase pueden pasar entre 20 y 30 años.

Ladillas

ladillas

Las ladillas son unos insectos (piojos púbicos) que viven en el pelo púbico y se alimentan de la sangre del individuo. El contagio se produce cuando hay contacto piel con piel con una persona infectada. También se pueden contraer ladillas a través de ropa o sábanas infectadas. El síntoma más notorio es la picazón en la zona genital. A diferencia de otras enfermedades de transmisión sexual, el preservativo no puede evitar su contagio. Si crees que puedes estar infectado, es necesario que acudas al ginecólogo o al urólogo rápidamente.

En conclusión, es imprescindible realizarse un análisis completo de enfermedades de transmisión sexual si se mantienen relaciones sexuales de riesgo. Aunque la mayoría de las ETS son reversibles, su detección precoz es vital para evitar posibles secuelas.

Analítica Herpes
Analítica Herpes

Esta analítica sirve para detectar si el paciente está afectado por un herpes y poder aplicar el tratamiento más adecuado. Los más habituales son el herpes labial, el herpes genital y el herpes zoster.

Precio tuMédico.es desde: 39€
Más info
Test VIH
Test VIH

Si formas parte de los colectivos sensibles para contraer el SIDA o has mantenido relaciones de riesgo, no esperes más y hazte un test para quedarte tranquilo.

Precio tuMédico.es desde: 19€
Más info
Analítica Completa ETS (Enfermedades Transmisión Sexual)
Analítica Completa ETS (Enfermedades Transmisión Sexual)

El chequeo más completo: pruebas en sangre y orina de Clamidia, Gonorrea, VIH (SIDA), Mycoplasma, Sífilis etc. Un total de 10 pruebas para detectar 9 infecciones.

Precio tuMédico.es desde: 89€
Más info
tuMédico.es está acreditado por: Acreditaciones de Páginas Web Sanitarias SEAFORMEC
Enisa

diseño: dommia

Aceptar

Aceptar
Cargando...

Recuerda que deberás utilizar la misma dirección de correo electrónico durante el proceso de registro en tuMédico.es y la App SocialDiabetes.

Para más información haz click aquí:

Llámanos al 930 188 000 /

O escríbenos a info@tumedico.es