Inicio > Artículos > Sangre, corazón y circulación > Mocos con sangre: Causas con las que alarmarte

Mocos con sangre: Causas con las que alarmarte

Mocos con sangre: Causas con las que alarmarte
Mocos con sangre: Causas con las que alarmarte

Los mocos con sangre, conocidos en el argot médico como hemoptisis, pueden deberse a causas muy distintas y aparecen al toser o al sonarse la nariz. Dependiendo su frecuencia y origen, pueden ser consecuencia de alguna patología grave, así que es importante consultarlo con un otorrinolaringólogo tan pronto como sospeches que la asiduidad de los mocos con sangre no es normal.

A continuación repasaremos las diversas causas de los mocos con sangre, aunque recuerda que el diagnóstico siempre lo debe dar un especialista. De la misma manera, los posibles tratamientos que existen también debe especificarlos un médico.

Causas de los mocos con sangre: Cicatrizaciones

Si tuviste un golpe, te sonaste muy fuerte o tu nariz está irritada es normal que aparezca sangre en los mocos. Seguramente se rompió algún capilar nasal y, mientras cicatriza la herida, la sangre se mezcla con los mocos. Si esto no se alarga en el tiempo ni la hemorragia es muy fuerte, no hay por qué preocuparse.

Causas de los mocos con sangre: Falta de humedad

Cuando hay poca humedad en el ambiente, suelen inflamarse los senos paranasales. Si se llegan a romper, provocan la aparición de mocos con sangre. Se trata de un problema común en invierno, cuando el aire es más seco. Por eso es importante ventilar la casa e, incluso, usar humidificadores.

Causas de los mocos con sangre: Infecciones respiratorias

Si las causas de la aparición de mocos con sangre se deben a infecciones respiratorias, hay que tener mucho cuidado, ya que algunas podrían ser mortales. Las tres enfermedades más típicas que pueden producir infecciones respiratorias son:

  • Gripe. Es común en invierno y se contagia con facilidad. El riesgo aumenta si las personas también sufren de diabetes, asma o enfermedades cardíacas y pulmonares.
  • Bronquitis. Se trata de la inflamación de los bronquios que generalmente aparece con un resfriado. Puede llegar a necesitar ingreso hospitalario.
  • Neumonía. Inflama el tejido pulmonar y, si se complica, puede ser mortal.

Causas de los mocos con sangre: Enfermedades pulmonares

Igual de importancia, o más, debe darse a las enfermedades pulmonares que provocan los mocos con sangre. Hay tres tipos:

  • Enfermedades de las vías respiratorias. Los conductos por donde se transporta el oxígeno se ven afectados, como en el caso del asma, la bronquitis crónica o el enfisema pulmonar.
  • Enfermedades del tejido pulmonar. La captación de oxígeno se hace más difícil y los pulmones no se pueden expandir del todo. Entre las enfermedades de este tipo encontramos la sarcoidosis  y la fibrosis pulmonar.
  • Enfermedades de circulación pulmonar. Pueden llegar a afectar al corazón y son causadas por la inflamación de los vasos sanguíneos de los pulmones. La hipertensión muscular es un ejemplo.

Otros síntomas además de los mocos con sangre

Aparte de la aparición de mocos en la sangre, los siguientes síntomas te pueden dar una pista de que padeces algún problema respiratorio:

  • Fiebre.
  • Dolor en el pecho.
  • Respiraciones cortas.
  • Tos constante.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
Rinoscopia ¿Tienes molestias en la nariz o en la garganta, sinusitis, ronqueras o afonías? Podrían ser consecuencias de una irregularidad en las vías respiratorias. Con una rinoscopia, tu médico podrá visualizar el estado de tu organismo y determinar si existe algún problema.
tuMédico.es desde35€

Tratamiento de los mocos con sangre

Una vez que el médico detecte qué patología provoca que te salgan mocos con sangre gracias a pruebas como una rinoscopia, los tratamientos pueden ser los siguientes:

  • Embolización. Se inyecta un medicamento en el vaso sanguíneo dañado para detener la hemorragia.
  • Drenaje postural. Ayuda a expulsar las mucosidades.
  • Broncodilatadores. Abren las vías respiratorias para que el aire circule mejor.
  • Antitusivos. Tratamientos para reducir o eliminar la tos, evitando que los vasos sanguíneos se rompan por su culpa.
  • Suministo de oxígeno. A través de tubos o mascarillas para ayudar al paciente a respirar.
  • Transfusión sanguínea. Si el paciente ha perdido sangre en excesivas cantidades.

A continuación repasaremos las diversas causas de los mocos con sangre, aunque recuerda que el diagnóstico siempre lo debe dar un especialista. De la misma manera, los posibles tratamientos que existen también debe especificarlos un médico.

Causas de los mocos con sangre: Cicatrizaciones

Si tuviste un golpe, te sonaste muy fuerte o tu nariz está irritada es normal que aparezca sangre en los mocos. Seguramente se rompió algún capilar nasal y, mientras cicatriza la herida, la sangre se mezcla con los mocos. Si esto no se alarga en el tiempo ni la hemorragia es muy fuerte, no hay por qué preocuparse.

Causas de los mocos con sangre: Falta de humedad

Cuando hay poca humedad en el ambiente, suelen inflamarse los senos paranasales. Si se llegan a romper, provocan la aparición de mocos con sangre. Se trata de un problema común en invierno, cuando el aire es más seco. Por eso es importante ventilar la casa e, incluso, usar humidificadores.

Causas de los mocos con sangre: Infecciones respiratorias

Si las causas de la aparición de mocos con sangre se deben a infecciones respiratorias, hay que tener mucho cuidado, ya que algunas podrían ser mortales. Las tres enfermedades más típicas que pueden producir infecciones respiratorias son:

-          Gripe. Es común en invierno y se contagia con facilidad. El riesgo aumenta si las personas también sufren de diabetes, asma o enfermedades cardíacas y pulmonares.

-          Bronquitis. Se trata de la inflamación de los bronquios que generalmente aparece con un resfriado. Puede llegar a necesitar ingreso hospitalario.

-          Neumonía. Inflama el tejido pulmonar y, si se complica, puede ser mortal.

Causas de los mocos con sangre: Enfermedades pulmonares

Igual de importancia, o más, debe darse a las enfermedades pulmonares que provocan los mocos con sangre. Hay tres tipos:

-          Enfermedades de las vías respiratorias. Los conductos por donde se transporta el oxígeno se ven afectados, como en el caso del asma, la bronquitis crónica o el enfisema pulmonar.

-          Enfermedades del tejido pulmonar. La captación de oxígeno se hace más difícil y los pulmones no se pueden expandir del todo. Entre las enfermedades de este tipo encontramos la sarcoidosis  y la fibrosis pulmonar.

-          Enfermedades de circulación pulmonar. Pueden llegar a afectar al corazón y son causadas por la inflamación de los vasos sanguíneos de los pulmones. La hipertensión muscular es un ejemplo.

Otros síntomas además de los mocos con sangre

Aparte de la aparición de mocos en la sangre, los siguientes síntomas te pueden dar una pista de que padeces algún problema respiratorio:

-          Fiebre.

-          Dolor en el pecho.

-          Respiraciones cortas.

-          Tos constante.

-          Náuseas.

-          Vómitos.

Tratamiento de los mocos con sangre

Una vez que el médico detecte qué patología provoca que te salgan mocos con sangre gracias a pruebas como una rinoscopia(https://www.tumedico.es/otorrinolaringologia/rinoscopia), los tratamientos pueden ser los siguientes:

-          Embolización. Se inyecta un medicamento en el vaso sanguíneo dañado para detener la hemorragia.

-          Drenaje postural. Ayuda a expulsar las mucosidades.

-          Broncodilatadores. Abren las vías respiratorias para que el aire circule mejor.

-          Antitusivos. Tratamientos para reducir o eliminar la tos, evitando que los vasos sanguíneos se rompan por su culpa.

-          Suministo de oxígeno. A través de tubos o mascarillas para ayudar al paciente a respirar.

Transfusión sanguínea. Si el paciente ha perdido sangre en excesivas cantidades.
Visita Medicina General
Visita Medicina General

¿Necesitas resolver alguna duda con tu médico y no puedes esperar más? Solicita una visita de medicina general con uno de nuestros profesionales y evita las listas de espera. Determinar cuanto antes cuál es el problema puede evitar que éste vaya a peor.

Precio tuMédico.es desde: 19€
Más info
Rinoscopia
Rinoscopia

¿Tienes molestias en la nariz o en la garganta, sinusitis, ronqueras o afonías? Podrían ser consecuencias de una irregularidad en las vías respiratorias. Con una rinoscopia, tu médico podrá visualizar el estado de tu organismo y determinar si existe algún problema.

Precio tuMédico.es desde: 35€
Más info
tuMédico.es está acreditado por: Acreditaciones de Páginas Web Sanitarias SEAFORMEC
Enisa

diseño: dommia

Aceptar

Aceptar
Cargando...

Recuerda que deberás utilizar la misma dirección de correo electrónico durante el proceso de registro en tuMédico.es y la App SocialDiabetes.

Para más información haz click aquí:

Llámanos al 900 525 907 /

O escríbenos a clientes@tumedico.es