Inicio > Artículos > Bienestar y prevención > 10 problemas de salud comunes en verano

10 problemas de salud comunes en verano

10 problemas de salud comunes en verano

Parece que el buen tiempo, la luz del sol y las tardes en la playa nos curen todos los males. Sin embargo, existen algunas patologías típicas de la estación estival.

En este post te explicamos qué problemas de salud son más comunes en verano y a qué profesional médico debemos acudir en cada caso.

Quemaduras solares

Es el problema veraniego por excelencia. Como consecuencia de las largas jornadas en la playa o en la piscina, junto con el incorrecto uso de protector solar, es habitual que nuestra piel coja un color más rojo de lo normal. Para prevenir las quemaduras solares, es importante aplicar un FPS alto (mínimo FPS 30) y repetir la aplicación cada dos horas. Para reparar la piel después de la exposición al sol, también deberemos aplicar una crema específica. Si aun así nos hemos quemado, sería recomendable acudir a un dermatólogo para que nos indique cómo debemos tratar la zona dañada.

Deshidratación

Las altas temperaturas del verano incrementan notablemente nuestra pérdida de líquidos, sobre todo a través del sudor. Para contrarrestarlo, es importante que tomemos más agua de la que bebemos en invierno. Los síntomas de la deshidratación son, principalmente, tener la boca seca, dolor de cabeza y mareos. En estos casos, la prevención es muy importante, por lo que es necesario beber mucho líquido y consumir alimentos ricos en agua. Si notamos los síntomas anteriores de forma recurrente, deberemos visitar a nuestro médico de cabecera para que revise que nuestro estado de salud global es el óptimo.

deshidratación en verano

Hongos en los pies

El sudor, el calor y la humedad hacen que los pies sean una parte del cuerpo susceptible a desarrollar hongos. Normalmente se localizan en los pies y en las uñas, aunque las axilas y los genitales también son focos a tener en cuenta. Para evitar su aparición, es necesario usar chanclas en la piscina y en el gimnasio, evitando que el pie entre en contacto directo con superficies sucias. Asimismo, es vital limpiar y secar bien los pies. Si nos salen hongos en los pies, debemos acudir al podólogo.

Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS)

Los meses de verano suelen ir acompañados de festividades, celebraciones y vacaciones. Estos contextos favorecen el aumento de relaciones sexuales de riesgo, por lo que el peligro de contraer una ETS también es mayor. Adicionalmente, los expertos alertan que el sexo en el agua puede favorecer las infecciones genitales. Tampoco debemos olvidar que, con el calor, los preservativos pueden verse deteriorados y no ser efectivos. Si hemos mantenido relaciones sexuales de riesgo y/o sufrimos alguno de los síntomas de las enfermedades de transmisión sexual (aumento del flujo vaginal, dolor abdominal bajo, ardor…) debemos acudir a un ginecólogo (en el caso de las mujeres) o a un urólogo (en el caso de los hombres). Otra opción es realizarse un análisis de ETS.

Otitis

La otitis es un problema muy frecuente en los meses de verano como consecuencia de las jornadas en la playa o la piscina. La humedad favorece el desarrollo de hongos y bacterias que pueden desequilibrar la flora del conducto auditivo. Los síntomas propios de una otitis son picor, dolor e inflamación. Para evitarlos, es primordial secar bien los oídos después de la ducha. También es importante saber que los profesionales médicos no recomiendan el uso de bastoncillos para limpiarse las orejas. La otitis es más frecuente en niños pequeños y adolescentes, por lo que, frente a cualquiera de los síntomas, debemos acudir rápidamente a un otorrinolaringólogo infantil.

otitis en verano

Golpes de calor

Con el aumento de las temperaturas, es habitual oír que alguien ha sufrido un golpe de calor. Un golpe de calor se caracteriza por un aumento en la temperatura corporal más elevado de lo normal (+37º). Suelen producirse al pasar mucho rato bajo el sol o al practicar deporte en zonas poco ventiladas. Los colectivos más susceptibles de sufrir un golpe de calor son la gente mayor y los niños. Las señales de un golpe de calor son mareos, dolor de cabeza, aumento de la temperatura corporal, piel seca, calambres o enrojecimiento.

Resfriados

Los cambios bruscos de temperatura que se producen en verano puede favorecer el desarrollo de resfriados. La temperatura que hay en los restaurantes, en los comercios o en el transporte público distan mucho de la temperatura ambiental, por lo que es conveniente evitar estos contrastes con la ayuda de pañuelos o jerséis finos.

Cistitis

Muchas cistitis o infecciones de orinas son derivadas de una infección por la bacteria E.Coli, propensa a desarrollarse en zonas húmedas. El colectivo más sensible son las mujeres, y la sintomatología habitual suele ser dolor o escozor al orinar y necesidad de ir al baño urgente. Para evitarlo, los médicos recomiendan evitar llevar el bañador mojado durante todo el día e ir al baño con frecuencia. El profesional de la medicina que se encarga de tratar las patologías del sistema urinario es el urólogo.

Reacciones alérgicas

Durante el verano, es habitual comer fuera de casa, viajar a sitios exóticos o pasar mucho tiempo en la playa o en la montaña. Este contexto favorece la aparición de reacciones adversas frente a ciertas comidas, a picaduras de insecto o de medusa, salpullidos en la piel,… Para prevenirlo, es necesario conocer a qué somos alérgicos. Las pruebas más habituales son el prick test y el patch test. Si nuestro cuerpo reacciona de una forma anormal frente a algún agente externo, deberemos consultar con un alergólogo.

Allergy - skin prick tests

Allergy - skin prick tests

Cabello seco y debilitado

El agua del mar, el cloro de la piscina, la luz del sol y el uso de secadores o planchas puede debilitar notablemente la calidad de nuestro cabello durante los meses de calor. Para cuidarlo, es importante usar una protección específica, así como evitar la aplicación de calor diaria. Si, de todas formas, notamos nuestro pelo apagado y estropeado, una buena idea puede ser visitar al dermatólogo.

El riesgo cardiovascular en verano 

Sabemos que con esto ya van 11 problemas de salud que pueden suceder en verano si no se toman las precauciones necesarias, pero no podíamos terminar sin hacer mención al riesgo cardiovascular. Las personas de edad avanzada, los niños menores de 5 años y los pacientes de enfermedades del corazón son grupos especialmente vulnerables a sufrir una insuficiencia cardiaca por culpa del calor y del ejercicio físico. Es muy recomendable visitar a un cardiólogo antes de empezar el verano, llevar siempre una botella de agua encima e ir por la sombra siempre que sea posible. 

Visita de Urología
Visita de Urología

Si eres un hombre y has notado que algo no funciona en tu aparato reproductor o urinario, ponte en manos de un urólogo y descubre el origen de tu incomodidad. La solución podría ser más sencilla de lo que crees.

Precio tuMédico.es desde: 32€
Más info
Visita Dermatología
Visita Dermatología

¿Te preocupa la forma de ese lunar o has detectado nuevas manchas en tu piel? Solicita una visita al dermatólogo y sal de dudas. La prevención es lo más importante.

Precio tuMédico.es desde: 33€
Más info
Visita Alergología
Visita Alergología

¿Has notado alguna reacción extraña en tu cuerpo? Podría ser alergia. Visita a un alergólogo para saber si sufres alguna intolerancia o alergia y ponle solución.

Precio tuMédico.es desde: 32€
Más info
tuMédico.es está acreditado por: Acreditaciones de Páginas Web Sanitarias SEAFORMEC Confianza Online
Enisa

diseño: dommia

Aceptar

Aceptar
Cargando...

Recuerda que deberás utilizar la misma dirección de correo electrónico durante el proceso de registro en tuMédico.es y la App SocialDiabetes.

Para más información haz click aquí:

Llámanos al 930 188 000 /

O escríbenos a info@tumedico.es