☎️ 931 226 223 · Descargar Resultados | Pedir Presupuesto · PCR Covid · PCR Covid Express · Antígeno · Análisis Clínicos · Test Prenatal

☎️ 931 226 223 · Resultados | Presupuesto · PCR Covid · PCR Covid Express · Antígeno · Análisis · Test Prenatal

Elige tu provincia
Elige tu población
Inicio > Artículos > Enfermedades > Esclerosis múltiple: qué es, Síntomas y causas
Revista médica Tumedico.es (ISSN: 2696-8894)

Esclerosis múltiple: qué es, Síntomas y causas

Esclerosis múltiple: qué es, Síntomas y causas
Compartir:

Publicado el: 14/03/2022

La esclerosis múltiple es una enfermedad neurológica que daña el sistema nervioso central, dotado del cerebro y la médula espinal. No todos los síntomas de la EM aparecen en las personas por igual ni tampoco con la misma intensidad, de ahí que sea conocida también como "la enfermedad de las mil caras". 

Suele diagnosticarse en personas de entre 20 a 40 años de edad, aunque puede presentarse en niños, adolescentes y personas mayores. Para saber más sobre esta enfermedad, a continuación vamos a descubrir qué es la esclerosis múltiple, sus síntomas, causas y tratamiento. 

Qué es la esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad del cerebro y la médula espinal que puede terminar en discapacidad. Nuestro sistema inmunitario protege el organismo, pero esta enfermedad ataca por error a la mielina (la vaina protectora que recubre las fibras nerviosas) de las neuronas. 

Dado que los nervios se distribuyen por el cuerpo, la EM se puede manifestar en cualquier parte y de formas muy diferentes. Con el paso del tiempo, esta enfermedad puede conllevar el deterioro de los nervios o incluso su daño permanente.

Según las lesiones de los nervios y cuáles han sido dañados, aparecerán unos u otros síntomas. De hecho, algunas personas con esclerosis pueden dejar de caminar, mientras que en otras pueden existir períodos largos con la atenuación o desaparición completa de síntomas.    

Causas de a esclerosis múltiple 

No se sabe cuál es la causa principal de la esclerosis múltiple. Es una enfermedad en la que el sistema inmunitario ataca sus tejidos, pero se desconoce a qué puede deberse. Lo único que se sabe a ciencia cierta es que el sistema inmune falla y elimina la sustancia que recubre las fibras nerviosas que protegen la médula espinal y el cerebro. 

Hablamos de la mielina, una capa protectora que cuando es dañada, hace que los mensajes que se envían por el organismo a través de las fibras nerviosas sean lentos o incluso se detengan.

Por el momento no se sabe el motivo por el que aparece la esclerosis múltiple, aunque la conclusión a la que se ha llegado es que podría manifestarse por una mezcla de elementos ambientales y genéticos. 

Factores de riesgo

Por el momento no existen causas concretas que expliquen su aparición, aunque sí hay diversos factores que pueden aumentar las posibilidades de padecer EM: 

  • Edad. La enfermedad suele presentarse en personas entre los 20 y los 40 años de edad, aunque también puede aparecer en personas de cualquier edad, ya sean niños o ancianos. 
  • Sexo. Al parecer, las mujeres tienen más posibilidades de sufrir esclerosis múltiple, ya sea recurrente o remitente, que los hombres.  
  • Raza. Existe un mayor riesgo de contraer la enfermedad en el caso de personas de raza blanca, especialmente las que tienen descendencia procedente de Europa del norte. En cuanto a las razas que cuentan con menos posibilidades destacan las de descendencia africana, asiática o indígena procedente de EE.UU. 
  • Genética. El riesgo de padecer la enfermedad es mayor cuando un padre o hermano la sufrió.
  • Enfermedades autoinmunitarias. Las personas que padecen otros trastornos autoinmunes corren más riesgo, aunque sea leve, de sufrir EM: psoriasis, diabetes, enfermedad intestinal inflamatoria, anemia perniciosa o tiroides.
  • Infecciones. Algunos virus están relacionados con la esclerosis múltiple.
  • Clima. Se da con mayor frecuencia en países de climas templados como Europa, Canadá, Nueva Zelanda, la zona sureste de Australia o el norte de Estados Unidos. 
  • Vitamina D. Una menor exposición al sol conlleva niveles más bajos de vitamina D y un riesgo mayor de contraer esclerosis múltiple. 
  • Fumar. El tabaco es un factor de riesgo a la hora de desarrollar la enfermedad. De hecho, se calcula que gran parte de los casos nuevos de EM son fumadores.  

Principales síntomas de la esclerosis múltiple 

Las personas que sufren esclerosis múltiple pueden presentar signos y síntomas muy diferentes unas de otras. Todo dependerá de las fibras nerviosas que hayan sido afectadas y de cómo se desarrolle la enfermedad. Sea como sea, vamos a resumir los síntomas que pueden aparecer dependiendo de la zona afectada.

Síntomas relacionados con el movimiento

  • Entumecimiento o debilidad en una o varias extremidades que se encuentran en un lado, como brazo y pierna del mismo lado del cuerpo, o en piernas y tronco.
  • Temblores.
  • Falta de coordinación o marcha anormal.
  • Sensaciones eléctricas incómodas que aparecer al hacer determinados movimientos del cuello. El más habitual es el signo de Lhermitte, cuyos choques eléctricos tienen lugar cuando la persona inclina la cabeza hacia adelante. 

Síntomas asociados a problemas de visión

  • Visión borrosa o doble prolongada.
  • Pérdida de visión en un ojo y dolor al moverlo. La pérdida puede ser parcial o completa. 

Otros síntomas de las esclerosis múltiple

  • Mareos.
  • Fatiga o cansancio.
  • Trastorno en la ejecución del habla.
  • Dolor o sensación de hormigueo en el cuerpo.
  • Problemas en los intestinos y la vejiga.
  • Trastornos en la función sexual. 

Tratamiento para la esclerosis múltiple 

No existe cura para la esclerosis múltiple. Normalmente, el tratamiento consiste en potenciar la recuperación tanto como sea posible tras sufrir un ataque, frenar el avance de la EM y tratar los síntomas. No obstante, las personas que padecen síntomas muy leves, no necesitan tratamiento alguno.

Pese a que no existe ningún tratamiento que cure la enfermedad, no hace mucho que han aparecido nuevos fármacos que suponen un cambio significativo a la hora de abordarla. 

Las terapias actuales básicamente sirven para paliar los síntomas e impedir su evolución, donde destacan las siguientes:  

  • Tratamientos modificadores. Su objetivo es reducir los brotes y evitar la acumulación de la discapacidad a través de fármacos especiales en los que se incluye acetato de glatiramero, interferón beta 1b e interferón beta 1a. 
  • Tratamiento de síntomas. El tratamiento se compone de CBD (cannabidiol) y THC (tetrahidrocarbocannabinol) y su propósito es mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por el cansancio, el dolor o la espasticidad, entre otros síntomas. 
  • Tratamiento de brotes. El tratamiento con corticoides por vía intravenosa favorece la recuperación en el caso de brotes severos como pérdida de visión o desequilibrio. Si los brotes son leves, también es posible utilizar corticoides, aunque en una dosis más baja y por vía oral. 
  • Otros tratamientos. Los inmunosupresores son fármacos dirigidos al sistema inmunológico, aunque no hacen distinciones entre las diferentes células del organismo, dando lugar a múltiples efectos secundarios. 

Bibliografía: 

  • Esclerosis múltiple, escrito por personal de Mayo Clinic
  • Tratamiento de la esclerosis múltiple, aedem.org
  • Ayuda
  • Atención al cliente
  • Mi cuenta
  • Aviso legal
  • Condiciones de uso
  • Política de privacidad
  • Política de cookies
  • Suscríbete a nuestra newsletter
tuMédico.es está acreditado por: Acreditaciones de Páginas Web Sanitarias SEAFORMEC
Enisa

Aceptar

Aceptar
Cargando...

Recuerda que deberás utilizar la misma dirección de correo electrónico durante el proceso de registro en tuMédico.es y la App SocialDiabetes.

Para más información haz click aquí:

Llámanos al 931 226 223 /

O escríbenos a [email protected]