☎️ 931 226 223 · Descargar Resultados | Pedir Presupuesto · PCR Covid · PCR Covid Express · Antígeno · Análisis Clínicos · Test Prenatal

☎️ 931 226 223 · Resultados | Presupuesto · PCR Covid · PCR Covid Express · Antígeno · Análisis · Test Prenatal

Elige tu provincia
Elige tu población
Inicio > Artículos > Enfermedades > Lipedema: qué es, síntomas y tratamiento
Revista médica Tumedico.es (ISSN: 2696-8894)

Lipedema: qué es, síntomas y tratamiento

Lipedema: qué es, síntomas y tratamiento
Compartir:

Publicado el: 27/05/2022

El cuidado de la imagen personal es algo que la gente trata de priorizar. Cuidar la alimentación y hacer ejercicio se convierten en dos pilares fundamentales para una vida saludable; sin embargo, no siempre se puede mantener el equilibrio interior y la estética que uno desea. Se puede dar la situación en que aparece una enfermedad rara y crónica que perjudica la apariencia de nuestro cuerpo y ocasiona algunas transformaciones severas.

Para tener una comprensión de lo que es el lipedema, a continuación se explican cuáles son sus características, las causas, la sintomatología y el posible tratamiento que puede resultar efectivo.

¿Qué es el lipedema?

El lipedema es una enfermedad que se genera en el tejido adiposo subcutáneo, el cual adquiere un desarrollo de carácter desproporcionado. Se acumula la grasa de manera progresiva en las piernas y brazos principalmente, aunque suele ser en las primeras donde se acusa de forma más contundente. El aumento del volumen llega a ser realmente considerable, produciendo una malformación estética que afecta a la movilidad y al propio bienestar de la persona. 

Las células adiposas aumentan su tamaño de manera progresiva en piernas y brazos, de tal manera que llegan a adquirir un estado claramente diferenciado en comparación con el resto del cuerpo. Las extremidades comienzan a adoptar una imagen de mayor voluminosidad, lo que puede desencadenar otras consecuencias físicas y también psicológicas, ya que la imagen personal se ve vulnerada. 

Se cree que el componente genético está presente para heredar esta enfermedad, del mismo modo que también hay una influencia hormonal. Se puede dar precisamente en los periodos donde se producen cambios y alteraciones físicas, como en la adolescencia, el embarazo, la menopausia, etc.  

Esta enfermedad llega a afectar entre el 5% - 10% de las mujeres del planeta; sin embargo, no es tan conocida, de ahí que se llegue a confundir con la obesidad o que se señale a una mala alimentación, cuando en realidad es un problema que tiene mayor trascendencia al repercutir directamente todo el ámbito hormonal del cuerpo.

Causas del lipedema

Las causas exactas que provocan el desarrollo de esta enfermedad se desconocen con exactitud. Sí que se han hecho investigaciones que tratan de esclarecer algunas hipótesis respecto a su origen. Probablemente, el cambio que se produce en la microbiota intestinal puede ser una de las causas. La alteración de algunas pequeñas proteínas, denominadas citoquinas, saltan a la sangre y llegan a actuar sobre las células del cuerpo, tanto las sanguíneas como también las adiposas.

La inflamación de estas células puede suponer una inflamación superior al estado natural de todas ellas; por esta razón, el cuerpo inicia un aumento de tamaño que se comprueba precisamente en la piel. Se producen más células y se distribuye la grasa con mayor homogeneidad, de tal manera que se llegan a desproporcionar las extremidades, ya que ha ido aumentando la grasa en estas células, algo que repercute en la imagen externa de la persona. Las mujeres son, básicamente, las principales perjudicadas, lo que puede llevar a un cambio físico producido por los períodos en los que hay procesos hormonales diferentes a los habituales.

Síntomas del lipedema

La sintomatología de esta enfermedad se puede notar de forma progresiva. Estos son los principales puntos a tener en cuenta una vez que se empieza a padecer el lipedema:

  • Un cambio físico que implica el aumento volumétrico de las piernas y los brazos. Se comprueba una diferencia evidente respecto a otras partes del cuerpo. La materia grasa se acumula de forma descontrolada.
  • Los hematomas son otro signo claro de la enfermedad. Aparecen en la piel, en diferentes grados y distribuidos a modo de manchas.
  • Se perciben dolores en las zonas afectadas, incluyendo sensación de pesadez, algo que puede llegar a afectar también a la capacidad de movimientos.
  • Inflamación acusada de piernas y brazos que puede venir acompañada, incluso, de dolores.
  • La acumulación de grasa se comprueba desde la parte superior de los tobillos y se puede prolongar por toda la pierna; del mismo modo, los gemelos adquieren otra dimensión y se puede sentir cierta presión en ellos.
  • Hinchazón o tumefacción, conceptos presentes en el cuerpo desde el inicio de la enfermedad.

En el caso de que experimentes algunos de estos síntomas, deberás acudir al médico cuanto antes. En TuMedico.es ponemos a tu disposición una gran variedad de médicos de diferentes especialidades que podrás reservar online y cómodamente desde tu casa. Fácil, seguro y con profesionales de gran calidad. 

Tratamiento del lipedema

Los antiinflamatorios son uno de los fármacos que mejor funcionan para reducir la hinchazón del cuerpo, regular la circulación y mejorar el metabolismo. De todas formas, es bueno contar con atención médica de calidad como la que se ofrece en tuMédico.es. 

A su vez, otro buen tratamiento sería la aplicación de medias de compresión linfática. Estas ofrecen una serie de ventajas que se perciben en el cuerpo. Se ejerce una presión en los vasos linfáticos que favorece el drenaje de los tejidos y se alivia el edema; no obstante, esto no se produce por sí solo, es importante realizar ejercicio: salir a caminar, hacer bicicleta o correr siempre y cuando sea posible.

En este sentido, la práctica deportiva se convierte en el mejor tratamiento. La actividad física ayuda a que mejore la circulación sanguínea, se queme grama y se logre una disminución de la grasa. No es cuestión de poner el cuerpo al límite, sino de mejorar el estado del cuerpo y evitar la acumulación de grasas y líquidos.

Por otro lado, está el tratamiento quirúrgico. Comúnmente lo llamamos liposucción, basado en la eliminación de grasas que ayude a eliminar peso del cuerpo y aliviar la presión. La figura vuelve a estar en un estado original, mientras que también se trata de mejorar el estilo de vida del paciente para que, poco a poco, desaparezcan los dolores, se mejore la movilidad y se consiga una mejora en la autoestima.

Los mejores médicos y tratamientos para hacer frente al lipedema se encuentran en tuMédico.es. Aquí se encuentran los profesionales especializados que ofrecen atención primaria cercana al paciente y soluciones efectivas para lograr, incluso, soluciones para mejorar el estado de ánimo. Todo a un precio asequible y competitivo que, al fin y al cabo, sale muy rentable gracias a los buenos resultados que se ofrecen y a la garantía de que los médicos son verdaderos profesionales del sector.

  • Ayuda
  • Atención al cliente
  • Mi cuenta
  • Aviso legal
  • Condiciones de uso
  • Política de privacidad
  • Política de cookies
  • Suscríbete a nuestra newsletter
tuMédico.es está acreditado por: Acreditaciones de Páginas Web Sanitarias SEAFORMEC
Enisa

Aceptar

Aceptar
Cargando...

Recuerda que deberás utilizar la misma dirección de correo electrónico durante el proceso de registro en tuMédico.es y la App SocialDiabetes.

Para más información haz click aquí:

Llámanos al 931 226 223 /

O escríbenos a [email protected]