🎁 ¡Feliz Navidad! | ☎️ 931 226 223 👥 Atención Cliente Resultados 📝 Presupuesto | COVID-19Test Sexo Fetal Análisis Genética

🎁 ¡Feliz Navidad! | ☎️ Atención Cliente Resultados 📝 Presupuesto | COVID-19Test Sexo Fetal Análisis Genética

Elige tu provincia
Elige tu población
Inicio > Artículos > Enfermedades > ¿Cuáles son los síntomas de la Sarna? Causas y tratamiento
Revista médica Tumedico.es (ISSN: 2696-8894)

¿Cuáles son los síntomas de la Sarna? Causas y tratamiento

¿Cuáles son los síntomas de la Sarna? Causas y tratamiento
Compartir:

Publicado el: 16/05/2022

La sarna es una enfermedad muy común en los países con climas tropicales, de hecho, se estima que afecta a más de 200 millones de personas en todo el mundo. La incidencia en España es habitualmente menor por sus características climáticas, sin embargo, los expertos advierten de que los casos en nuestro país se han triplicado en los últimos años. 

Aquí analizaremos con detalle qué es la sarna, cuáles son las causas de su aparición, los principales síntomas para detectarla y el tratamiento médico indicado para estos casos.

¿Qué es la Sarna? 

La sarna es un trastorno de carácter dermatológico que provoca una importante sensación de picazón en la piel. Se produce por la aparición de ácaros diminutos o insectos llamados Sarcoptes scabiei que generan una sensación de picor muy elevada en los momentos en los que se mueven o cavan.

Se trata de una enfermedad altamente contagiosa y que se puede extender con facilidad ante la convivencia, ya sea en la unidad familiar o en las instituciones como los colegios o los centros de mayores.

El tratamiento para este problema es bastante sencillo, por lo que tiene buenas perspectivas de mejora siempre que se acuda a un centro médico cuando aparezcan los síntomas. Se basa en atacar a los minúsculos ácaros y acabar con todos ellos para así eliminar las molestias.

Causas de la sarna 

Es común que la aparición de la sarna se asocie con malos hábitos de higiene o con sociedades menos desarrolladas con altos índices de pobreza. Sin embargo, la realidad es que nada de esto resulta relevante a la hora de determinar la causa. Cualquier persona puede contraerla, pues los responsables son unos insectos minúsculos que se contagian de unas personas a otras con extrema facilidad.

Se trata de ácaros de tamaño microscópico que tienen ocho patas y que dejan sus huevos bajo la piel de los humanos cavando un pequeño túnel. Dada esta conducta, podemos determinar que se trata de parásitos que buscan en las personas un ecosistema favorable para crecer y desarrollarse libremente.

Una vez el huevo madura en las capas más profundas de la piel, la larva sube hasta el punto más superficial y es ahí cuando puede viajar hasta otros cuerpos. Es decir, en este momento es altamente contagioso.  La picazón que se produce viene inducida por una reacción alérgica de los humanos a estos insectos, a sus huevos y los excrementos que depositan en el cuerpo. 

Cabe destacar que los ácaros buscan estas condiciones para poder sobrevivir, por lo que no es una enfermedad única en el ser humano. La sarna puede afectar a otros animales que ofrecen el mismo sistema favorable, aunque suelen ser de otras especies diferentes más adaptadas a estas condiciones.

Cuando aparece la sarna se debe fundamentalmente a un contagio a través de otra persona que la padece. Esto se puede producir mediante un contacto físico cotidiano o íntimo e incluso a través de textiles que se comparten con otras personas, ya sean prendas de vestir o ropa de cama.

Síntomas de la sarna más habituales  

Detectar la sarna y acudir a un médico para confirmar el diagnóstico es lo primero que se debe hacer para combatir este problema. Para ello, es indispensable conocer los principales síntomas que identifican la enfermedad.

Los síntomas de un paciente con sarna

Estos son los principales síntomas de contagio de la sarna:

  • Picazón que tiene mayor incidencia durante la noche.
  • Protuberancias en la piel y aparición de ampollas.
  • Galerías excavadas muy delgadas que se encuentran cercanas a las ampollas.

Estas alteraciones de la piel surgen habitualmente en las zonas con pliegues, aunque pueden llegar a diferentes áreas del cuerpo. Se pueden detectar los síntomas en las siguientes partes del cuerpo:

  • Las axilas.
  • Entre los dedos de las manos o pies.
  • En el pliegue de los codos.
  • En las muñecas.
  • Alrededor del pecho en el caso de las mujeres.
  • Junto al área genital en el caso de los hombres.
  • En las nalgas.
  • En la parte interior de las rodillas.
  • Las plantas de los pies.
  • Por la zona de la cintura.

Complicaciones que puede presentar la sarna

Esta enfermedad trae consigo una gran sensación de picor en a piel y esto de por sí puede traer complicaciones en los enfermos si estos se rascan con excesiva contundencia, pues pueden crear heridas, desgarros o infecciones con esta conducta.

Además, hay determinados grupos de riesgo más propensos a desarrollar una forma de sarna más agresiva denominada sarga costrosa y son los siguientes:

  • Las personas con problemas en el sistema inmune como los pacientes de VIH.
  • Las personas en situación vulnerable por cualquier otra enfermedad, las que se encuentran en hospitales o residencias por su estado de salud.
  • Las personas de edad avanzada que se encuentran en centros de cuidados.

Tratamiento médico para combatir la sarna

Dado que esta enfermedad es muy molesta, altamente contagiosa y puede acarrear complicaciones, lo recomendable es acudir rápidamente a un especialista cuando aparecen los síntomas. El dato positivo es que existe un tratamiento efectivo que puede acabar con este problema con éxito y en poco tiempo.

El tratamiento se basa en acabar con los ácaros microscópicos mediante determinados fármacos. Lo más común es utilizar medicamentos de uso tópico a lo largo de varios días hasta notar mejoría. En algunos casos se puede proporcionar un tratamiento por vía oral, pero esto no suele ser necesario.

Algunos de los síntomas pueden tardar en desaparecer, pero el pronóstico de esta enfermedad es muy bueno gracias a estos tratamientos efectivos. Es aconsejable, eso sí, desinfectar los textiles con rigor por si quedaran restos que pudieran contagiar a uno mismo o a otras personas.

Resulta crucial que las personas que padecen este problema sigan correctamente los tratamientos y que eviten el contacto con otras personas mientras dura la enfermedad. De lo contrario, se podría propagar de forma descontrolada, e incluso llegar a colectivos de riesgo que son más vulnerables. Ser responsable va a garantizar que la enfermedad tenga poca continuidad en uno mismo y en otras personas.

Si crees que puedes padecer sarna, lo mejor es ir de inmediato a un profesional. En TuMedico.es podrás encontrar a los mejores especialistas de tu ciudad y reservar online. ¡Cuida de tu salud!

  • Ayuda
  • Atención al cliente
  • Mi cuenta
  • Aviso legal
  • Condiciones de uso
  • Política de privacidad
  • Política de cookies
  • Suscríbete a nuestra newsletter
tuMédico.es está acreditado por: Acreditaciones de Páginas Web Sanitarias SEAFORMEC
Enisa

Aceptar

Aceptar
Cargando...

Recuerda que deberás utilizar la misma dirección de correo electrónico durante el proceso de registro en tuMédico.es y la App SocialDiabetes.

Para más información haz click aquí:

Llámanos al 931 226 223 /

O escríbenos a [email protected]